LA FORTALEZA, DON DEL ESPÍRITU

Espiritu_adultos

18 Ago LA FORTALEZA, DON DEL ESPÍRITU

Nunca dejará de asombrarnos el realismo con que se nos ha transmitido la palabra de Dios: las miserias y debilidades de los mismos que relatan los acontecimientos, las incertidumbres y las fortalezas de sus discípulos.

Con esta convicción vale la pena por ejemplo  recorrer en el libro de los Hechos el cap. 4,1-31 (en la versión de la Biblia de Jerusalén) Pedro y Juan son sometidos a un juicio ante el gran  sanedrín de Jerusalén y éstos  “viendo la  valentía con que hablaban  Pedro y Juan y sabiendo que eran hombres sin instrucción ni cultura, estaban maravillados”

Luego de deliberar los liberan con la condición de que no insistieran en predicar, pero ellos les indican “no podemos nosotros dejar de hablar de lo que hemos visto y oído”

Pero lo realmente fascinante, me parece, es la reacción de sus compañeros al reunirse nuevamente.

Ante tamaña dificultad oran dándole gracias a Dios por su liberación, pero me parece que en donde se advierte la inspiración del Espíritu es en la petición “Y ahora Señor, ten en cuenta sus amenazas y concede a tus siervos que puedan predicar tu Palabra con toda valentía” y termina  “Acabada su oración, retembló el lugar donde estaban reunidos, y todos quedaron llenos del Espíritu Santo y predicaron la Palabra de Dios con valentía

Al encontrarme con este texto no puedo menos que reconocer – con cierta vergüenza- que me surge con más espontaneidad pedirle a Dios que me libre de las dificultades en lugar de seguir el ejemplo de esos discípulos: valentía para enfrentar  las adversidades.

Que esta palabra nos estimule a pedir siempre valentía frente a las dificultades en nuestra acción evangelizadora.

                                                                                                                                

                                                                                                                                                   Por Pbro. Raúl Trotz

 Asesor de la Comisión Nacional de Adultos

 

 

 

Sin comentarios

Publica un comentario