SAL DE LA TIERRA

Adultos Sal de la Tierra

18 Ago SAL DE LA TIERRA

El Señor nos advierte con toda claridad que estamos llamados a asumir la condición de sal de la tierra y es oportuno recordar que esta sustancia cumple su función sólo si entra dentro del alimento, no si se conforta con mirarlo o a diagnosticar sobre su realidad, o haciendo juicios sobre él; su fin se cumple cuando entra en él.

Nuestra función evangelizadora se realiza cuando logramos penetrar en el corazón de nuestros hermanos e iluminamos su vida.

Los cristianos celebramos desde hace varios siglos una fiesta en recuerdo de la concepción virginal de Jesús el día 25 de marzo-

Hace varios años que  asociamos ese día a la defensa “del niño por nacer”-

Recientemente ha surgido la positiva idea de celebrar también en la misma fecha el “Día del Planeta”, concordando con la preocupación del papa Francisco expresada en su “Laudato si”-

Todo desde la fe cristiana y la preocupación de hombres y mujeres de buena voluntad gira en torno a la vida, el gran don de Dios.

Que importante es recordar que al hablar del planeta estamos refiriéndonos al hábitat de la vida, y que sin ella ese hábitat no tiene ningún sentido.

Pensar en defender el planeta y no, simultáneamente, la vida sería una gran contradicción.

Unir en nuestro interior estas celebraciones es ahondar en nuestra fe: Jesús vino para que tengamos vida y esa vida debe desarrollarse en la tierra-

Defender la vida por  nacer y cuidar el planeta son parte integral de nuestra fe, iluminemos con ella estas celebraciones.

                                                                                                                                Por Pbro. Raúl Trotz
Asesor de la Comisión Nacional de Adultos

Sin comentarios

Publica un comentario